Viñedos y bodegas Quebrada de Humahuaca

Explora los mágicos viñedos y bodegas escondidos en la Quebrada de Humahuaca, un paraíso vitivinícola en el norte de Argentina que maravilla con sus paisajes únicos y vinos de alta calidad. Descubre la historia, tradición y sabores que hacen de esta región un destino imperdible para los amantes del buen vino. ¡Prepárate para sumergirte en un viaje sensorial sin igual!

Hogar del viñedo más alto del mundo, este espectacular valle del norte de Argentina es un lugar fascinante para que lo exploren los amantes del vino aventureros. Sorrel Moseley-Williams elige las mejores bodegas para visitar…

Quebrada de Humahuaca viñedos y bodegas para visitar

Mientras que el Valle de Uco y Cafayate son el punto de referencia de Argentina para hacer vino en altura, la Quebrada está llevando esos extremos a nuevas alturas; es el hogar del viñedo más alto del mundo a 3.329 m sobre el nivel del mar. Obtuvo la Indicación Geográfica (IG) en 2015, solo 12 años después de las primeras plantaciones comerciales, lo que le falta en tamaño a la pequeña Quebrada de 22ha lo compensa con un carácter extravagante.

La historia vitivinícola de Quebrada es nueva y extrema, comenzando a 2192 m de altitud en Chañarcito y terminando 50 km al norte y 1137 m más alto cerca de Uquía. Cuando en 2003 se relajó una ley que permitía únicamente las plantaciones de tabaco y caña de azúcar, el ingeniero agrónomo Fernando Dupont vio una oportunidad.

Su pionera Bodega Fernando Dupont es la mayor productora de Quebrada, embotellando 23.000 litros al año. Una vez que sus 5ha de viñedos de Malbec, Syrah y Cabernet Sauvignon en Maimará estaban en funcionamiento, reclutó al enólogo Marcos Etchart de Bodega San Pedro de Yacochuya en Salta, quien recuerda: ‘Fernando plantó viñedos en la montaña y subió, en lugar de bajar, para asegurarse de que conseguiría uvas.

La vista elevada desde la pequeña sala de degustación de madera ubicada a 2.400 m sobre el nivel del mar es una de las innumerables vistas únicas en la Quebrada: hacia el este, pinceladas en zigzag tiñen el Monte Paleta del Pintor, mientras que los cardones de 3 m de altura se elevan sobre las vides. La esposa de Fernando, Amelia, guía a los visitantes por el viñedo y la pequeña bodega, luego a través de una degustación de vinos como la mezcla Pasacana, acompañados de embutidos locales y queso de cabra fresco, y la brisa siempre presente que mantiene las vides saludables.

Molino de Chicapa

Si bien Etchart fue el primer enólogo en embarcarse en la aventura de Quebrada, también consulta en Claudio Zucchino cerca de Uquía y en el Molino de Chicapa de Maimará, desde entonces se ha unido a un elenco de enólogos de estrellas.

Esto incluye a Lucas Niven en Amanecer Andino y Yacoraite; José Luis Mounier en Tukma; Gabriela Celeste en Viñas del Perchel; y Alejandro Sejanovich en Huichaira. Y aunque la cartera de Quebrada es escasa con 20 vinos, es prometedora: 14 de los vinos fueron calificados en el Informe Argentina 2018 de Tim Atkin y cada uno obtuvo más de 90 puntos.

Lo que comenzó como un hobby de Alfredo González hace una década, ha convertido a Amanecer Andino, ubicada a pocos kilómetros de Purmamarca, en una bodega familiar. Cruce el Río Grande a través de un puente peatonal, el único acceso durante el verano cuando el principal afluente del valle se inunda con el deshielo andino, para probar la variedad de la bodega en la bodega de color piedra que se funde a la perfección con las montañas. Alfredo y su hijo, Alfredo Junior, combinan embutidos de origen local, como jamones de llama, con su mezcla homónima de Bonarda-Cabernet Sauvignon en una degustación al lado del tanque.

Además de trabajar para Amanecer Andino, el enólogo Niven se unió al ingeniero agrónomo Ezequiel Bellone Cecchin para evaluar Yacoraite, ubicado a una altitud de 2.777 m y propiedad del economista radicado en EE. UU. Alejandro Izquierdo. El debut del viñedo será Mallku 2017, un Malbec de racimo entero al 10% que estará disponible en el bar de vinos de montaña de Yacoraite, que abrirá a fines de 2019 y almacenará botellas de la Quebrada y el noroeste.

Niven también echa una mano en Don Milagro de Purmamarca. Aquí, el enólogo Gastón Cruz cuida vides criollas de 80 años de edad, que se dice que son las más viejas de la Quebrada, como lo hizo su abuelo Milagro antes que él, para hacer vino para las fiestas de febrero. Desde una diminuta y humilde bodega en su jardín trasero, a la vista del cerro Siete Colores, comparte con orgullo el Carnaval Torrontés 2017.

Hacia el norte, Viñas del Perchel se encuentra a 2.650 m de altitud y es otra preocupación familiar. Ahora dirigida por Mabel Vargas, solo Dupont había contemplado hacer vino aquí cuando su hermano Javier plantó hace 12 años. Hubo muchas pruebas y errores, gracias a su ubicación remota, pero las ventajas superan a las desventajas. ‘La satisfacción es que somos de Jujuy y estamos haciendo vino aquí’, dice.

Pruebe Runa, una mezcla intensa de Malbec-Syrah, y el recién lanzado Cactus, un 100% Tannat, en un breve recorrido por la bodega, cuya fachada luce un colorido mural estilo arte callejero de un recolector que alcanza las estrellas. La bodega debe comenzar la construcción de una bodega más grande más arriba en la montaña, para permitir más enoturismo en el futuro.

Mientras tanto, Claudio Zucchino captura la esencia vertiginosa de Jujuy con una serie de elogios. Su Uraqui Minero Corte A 2016 no solo proviene de Finca Moya, considerado el viñedo más alto del mundo, sino que también posee la bodega y bodega más alta, Mina Moya, ubicada dentro de una mina en desuso donde una vez trabajó su padre, ubicada a 2.750 m y 3.700 m. altitud respectivamente.

El sinuoso camino que sube es impresionante, pero la vista desde la mina en sí tiene que verse para creerse: sorber su mezcla roja con la cabeza en las nubes, contemplando el profundo valle que se encuentra debajo, es una experiencia inolvidable.

El futuro de la Quebrada es tan deslumbrante como la luz del sol, según Sejanovich, quien está entusiasmado con Huichaira, un viñedo de 4ha a 2.710 m sobre el nivel del mar. Sus primeras cosechas, incluyendo un Malbec-Cabernet Sauvignon-Syrah cofermentado, se hicieron en Amancer Andino en 2018, pero hay planes para construir una bodega en 2019. ‘En la Quebrada se están haciendo calidades y estilos excepcionales. Hay mucho que esperar”, dice.

De cara al futuro, hay otros proyectos nuevos en el escarpado horizonte: Sofía Pescarmona de Bodega Lagarde está lista para plantar 1ha junto al museo de fotografía Museo en los Cerros en Huichaira, mientras que Casa Colorada a 3200 m es el sitio de la próxima empresa de Niven y Bellone Cecchin. ; el próximo año se agregarán unas 20ha.

Mientras estos proyectos boutique puedan ofrecer a los visitantes una forma de degustar sus vinos en este terroir único, el futuro es brillante.






Viñedos y bodegas Quebrada de Humahuaca

Descubre los viñedos y bodegas de Quebrada de Humahuaca

La Quebrada de Humahuaca, ubicada en la provincia de Jujuy, Argentina, es conocida por su paisaje deslumbrante y su rica historia cultural. Sin embargo, además de su belleza natural y su legado ancestral, esta región también alberga una creciente industria vitivinícola que merece ser explorada.

Historia de los viñedos en Quebrada de Humahuaca

Los viñedos de Quebrada de Humahuaca tienen una larga historia que se remonta a la época precolombina, cuando las civilizaciones indígenas cultivaban uvas en terrazas en las laderas de los cerros. Con el paso de los siglos, esta tradición vitivinícola se ha mantenido y se ha modernizado, dando lugar a vinos de excelente calidad y reconocimiento internacional.

Visitas a bodegas

Las bodegas de Quebrada de Humahuaca ofrecen la posibilidad de realizar visitas guiadas, catas de vino y degustaciones de productos regionales. Algunas de las bodegas más destacadas son Bodega El Esteco, Finca Las Moras y Bodega Colomé, cada una con su propia propuesta enológica y arquitectónica que vale la pena conocer.

Frequently Asked Questions (FAQs)

¿Cuál es la variedad de uva más cultivada en Quebrada de Humahuaca?

La uva más cultivada en Quebrada de Humahuaca es la Malbec, una variedad de origen francés que se ha adaptado de manera excepcional al clima y al suelo de la región.

¿Cuál es el mejor momento para visitar los viñedos de Quebrada de Humahuaca?

El mejor momento para visitar los viñedos de Quebrada de Humahuaca es durante la época de la vendimia, que suele ser entre los meses de febrero y marzo. Durante este período, se realizan celebraciones y eventos relacionados con la cosecha de las uvas.

¿Existen tours especializados para recorrer los viñedos y bodegas de Quebrada de Humahuaca?

Sí, existen agencias de turismo especializadas que ofrecen tours guiados por los viñedos y bodegas de Quebrada de Humahuaca, brindando la oportunidad de conocer en profundidad el proceso de producción de vino y disfrutar de paisajes únicos.

En definitiva, los viñedos y bodegas de Quebrada de Humahuaca son un tesoro por descubrir, donde la tradición vitivinícola se fusiona con la magia de su entorno natural. ¡No te pierdas la oportunidad de vivir una experiencia enológica inolvidable en este rincón de Argentina!


Viñedos y bodegas Quebrada de Humahuaca

De altura: vinos orgánicos de Jujuy

La producción de vinos de altura es tan exigente como lo son las condiciones climáticas en la Quebrada de Humahuaca, ...

1 comentario en «Viñedos y bodegas Quebrada de Humahuaca»

Deja un comentario